24 septiembre 2014

Codigo oferta YOIGO

Saffron Brand tenía sedes en varias capitales: Miami, Viena, Nueva York, Estambul, Mumbai y Madrid fueron las elegidas para albergar los centros desde donde se dibujaba el nuevo horizonte del marketing. Desde la capital española se implicó con marcas tan importantes como Yoigo que desde que comenzó a repartir ocasionalmente sus códigos de descuento de Yoigo empezó a subir como la espuma, pasando por Bankinter, Evo, Volotea, Indra, Repsol o Madrid Open para rediseñar su estructura.


GIF_Huawei_ 728x90


Wally Olins fue durante muchos años el gurú del marketing a través del branding, que es el modo de destacar un producto a través de los valores que su marca representa. O lo que es lo mismo, posicionar lo que se ofrece frente a un público objetivo. 

En ello era el número uno Olins. Y lo hacía a través de su empresa Saffron Brand Consultans, fundada en 2001. Desde ahí ayudó a negocios, países y ciudades a redefinirse. Entre su cartera de clientes estuvieron Polonia o Londres, dónde hasta la policía metropolitana recibió sus consejos. 

También adquirieron un nuevo valor varias empresas internacionales, entre ellas, C&A, Baker&Mckenzie, Renault, 3i y The Institute Of Cancer Research que pudieron dar una vuelta a su concepto de publicidad gracias al buen hacer de Olins. Pero antes de fundar la empresa que le descubriría como un privilegiado para el mundo de la mercadotecnia, Wally Olins había estudiado Historia en la Universidad de Oxford.

Al terminar, trabajó para la prestigiosa Ogilvy&Mathier, dirigiendo la sede de ésta en Mumbai hasta 1965. 

Fue entonces cuando se decidió por ser su propio jefe y creó Wolf Olins, que estuvo bajo su tutela hasta 1997, año en el que vendió la empresa. Escribió varios libros. El último fue Brand New, enfocado hacia las empresas del futuro y que se publicó a principios del mes de abril. 

Pero su logro más importante fue ser nombrado Commander de la Orden del Imperio Británico y recibir el Lifetime Award del Reputation Institute por su contribución al branding. Quienes lo conocían hablan de él como una persona ingeniosa, impaciente e irónico. Con su imagen había hecho lo que mejor sabía: crear una especie de marca reconocible vistiendo siempre pajarita y unas inconfundibles gafas redondas.  

22 septiembre 2014

Se implanta un tercer pecho para que le den un programa en MTV

Una joven de Florida de tan solo 21 años ha estado ahorrando durante muchos años para conseguir su ansiado sueño.

Su sueño es para lo que cualquier persona podría resultar un auténtico calvario, implantarse un tercer pecho. Ha estado ahorrando durante dos largos años para poder conseguirlo.

La chica se llama Jasmine Tridevil y vive en la ciudad de Tampa, ha llegado a recibir la negativa de un total de cincuenta cirujanos que se negaban a implantarle un tercer pecho ya que para ellos contradice su código deontológico.

Pero al fin lo ha conseguido por el módico precio de 15.000 euros y además se ha tatuado el pezón, pero en esta ocasión no se trata de estética, su verdadero sueño es llegar a ser famosa y tener un programa de televisión propio en MTV.

Ha reconocido que todo su sueño es conseguir un programa en MTV y que si no lo consigue estará arruinada ya que ha invertido cada céntimo que tiene en esto.

21 septiembre 2014

Si quieres ser famoso primero tienes que triunfar en el extranjero

Si quieres ser realmente famoso en España no tienes más remedio que triunfar en el extranjero antes. Un ejemplo sería Sarita Montiel. La joven starlet manchega, harta de hacer papeles secundarios en nuestro país, llegó a Hollywood en la década de los 50 después de una breve temporada en México y, tres películas más tarde, volvió triunfante a nuestro país.

Sarita se había convertido de repente en Sara. No solo había tenido a Rod Steiger, Gary Cooper, Burt Lancaster y Mario Lanza de parejas cinematográficas, traía atado al director Anthony Mann a su carro triunfal. 

Otro caso del síndrome Montiel es Antonio Banderas, que se fue a rodar Los reyes del mambo a California y volvió con una mujer blanca atada a su cuádriga que, además, era una excelente actriz nacida en el seno del patriciado angelino.

A Alvarno les ha pasado lo mismo. Durante varias temporadas Álvaro Castejón y Arnaud Maillard han desfilado discretamente y sin mucha alharaca en el off Cibeles para un grupo de incondicionales, pero ahora lo hacen por todo lo grande en MBFWM, después de su primera colección en París para la empresa andorrana Azzaro. 

No sólo eso, han decorado un coche para Mercedes-Benz, gran patrocinador de la fashion week madrileña.

La opulenta colección que vimos ayer divinamente cosida por Ojo de Aguja, taller que comparten con Ana Locking, no tiene mucho futuro en España, aunque posiblemente causaría estragos en Nueva York, donde aún quedan, aunque a punto de extinguirse, esas "ladies who lunch" que están peinadas, manicureadas y pedicureadas desde primera hora del día. 

Pocas españolas se atreverían a exhibirse a rayo de sol con esas variaciones sobre uno o dos temas con sus espectaculares bordados y hombreras tan marcadas.

Muy graciosos aunque algo invernales sus abrigos divididos por cremalleras. Más posibilidades comerciales tienen para España sus negros trajes de cóctel y noche asimétricos, un poco cabaret berlinés, rematados por encaje.

Hannibal Laguna presentó una colección llamada Butterfly Dreams, en la que los grandes protagonistas fueron unos trajes de fiesta espectaculares en gasa de tonalidades pastel de drapeados helénicos, algunos realzados por unos corsages de hojarasca bordada en oro. 

Entremedias volvió a sacar, como en temporadas anteriores, algunos de sus vestidos fetiche de raso importante, escote palabra de honor, formas ceñidas y pechera escarolada.

Son esos que adoran sus clientas y admiradoras que decoraban el front row, María Teresa Campos, Isabel Gemio, Ana García Obregón o Yvonne Reyes, entre otras.

María Escoté nos ofreció una colección delirante inspirada en la cultura afroamericana de mediados de los 80, con unos favorecedores conjuntos formados, por minifalda y "perfecto" en piel metalizada.

Leyre Valiente, siempre fiel al cómic, presentó a Olympia, la mujer mecánica con su ajuar en neopreno y metal troquelado.


Como en todas las ediciones de primavera-verano, vimos las colecciones de ropa de baño de tres de los grandes maestros del tema: Andrés Sardá, Montse Bassons y Dolores Cortés. Fascinante la colección de esta última inspirada en Japón.

19 septiembre 2014

Matan a un dj en la India por no ponerles una canción

Gurvinder Sigh era un dj indio que se dedicaba sobre todo a pinchar en bodas y en diferentes actos, hace unos días estaba trabajando en una boda India cuando empezaron a pedirle que pusiera diferentes canciones, hasta ahí todo es normal ya que es lo que se suele hacer.

Eran las 23:30 de la noche cuando un grupo de jóvenes fueron a pedirle una canción en concreto a lo que el dj les respondió que estaba poniendo las canciones una por una intentado complacer a todos, por lo que tendrían que esperar.

Pero una media hora más tarde, sobre las doce de la noche se hicieron dos grupos diferentes que se dedicaron a agobiar incesantemente a Gurvinder diciéndole que pusiera la canción de uno de los grupos o del otro.

Al final tuvo que recoger sus cosas e irse, pero cuando caminaba hacia su coche, unos jóvenes que eran familiares del novio de la boda le persiguieron y le dieron una paliza con barras de hierro solo por el hecho de no haberles puesto la canción que le pidieron. La paliza fue tan grande que el dj murió nada más llegar al hospital.

17 septiembre 2014

Santa Teresa de Jesús

Santa, mística, escritora y mujer avanzada a su tiempo. La figura de Santa Teresa de Jesús ha inspirado numerosas obras de ficción. 

A las puertas del V Centenario de su Nacimiento, que se celebra el próximo año, llega Teresa de Ávila al teatro Talía del 3 al 14 de septiembre.

Basada en su intensa vida y escrita por José María Rodríguez Méndez, la obra, construida en formato de oratorio dramático en cinco actos, se nutre de sus textos y algunos de sus versos más renombrados.

El relato biográfico abarca desde la joven de 15 años hasta la monja anciana a las puertas de la muerte. 

Entre medias, un recorrido histórico por la España del siglo XVI. Música, palabra y silencio evocan a esta figura abulense que alcanzó metas literarias y místicas insospechadas. La actriz Blanca Beneito protagoniza el montaje, dirigido por Enrique Belloch, en una producción de Marben Media.

"A la muerte de mi gran amigo José María Rodrígez Méndez recibí como legado el derecho de propiedad de su obra", dice Belloch. "Así que, además de honrado, me siento responsable de ponerlas en pie".

Rodríguez Méndez demostró una gran fascinación por los místicos, escribió también una pieza sobre San Juan de la Cruz. Pero en ésta, concretamente, se centra en la faceta humana de una mujer fuera de serie que rompió los esquemas en su época y se enfrentó al poder.

"Teresa fue una mujer de mucho carácter, incluso algo agresiva y violenta, que no se acobardaba fácilmente y plantó cara a los poderosos", dice Belloch.

Una docena de técnicos, todos ellos amigos, arropan a Belloch en este proyecto que representa un arriesgado debú de la joven actriz Beneito. "Es joven, sí , pero también capaz, responsable y estudiosa", afirma el director. Para dar más viveza y alegría a la acción ha concebido dos personajes, un par de pícaros que escoltan a Teresa.

La puesta en escena se ha diseñado de acuerdo con el texto y el espíritu que expresa. "Hay cambios en el vestuario muy ritualizados que se realizan en el escenario y simbolizan las distintas etapas en la vida de Teresa, desde la doncella, a la novicia o a la monja".

La música también se adapta a este patrón y parte de ella ha sido compuesta por una carmelita y un coro intepretará varios temas.


Hombre de cine y teatro de larga trayectoria y numerosos proyectos, Enrique Belloch puede vanagloriarse de haber descubierto el talento de un jovencísimo Antonio Banderas, que protagonizó su película Pestañas postizas, en 1982.

15 septiembre 2014

Un trasero de 7,2 kilos artificiales

Tatiana no fue siempre una mujer, nació siendo hombre y se llamaba Cory. Desde que era muy joven siempre supo que estaba en el cuerpo equivocado y que le gustaban los hombres.

Su familia siempre la ha apoyado y asegura que le dieron la oportunidad de poder crear una preciosa mujer, tiene 42 años y después de 20 años sometiéndose a operaciones de cirugía ha perdido la cuenta, pero esta segura de que son más de cien.

Implantes de pecho, rellenos faciales, retoques en el mentón, cirugía láser... lleva gastados más de 60.000 dólares en retocar todo su cuerpo, aunque el gasto más grande ha sido el dinero invertido en su trasero “Antes de la operación mi trasero era de 63,5 centímetros, ahora mide más de 152." Ahora, cada 'cachete' tiene 3,6 kilos de silicona, lo que conlleva un trasero de 7,2 kilos artificiales.

Las operaciones se las hace en el mercado negro, para ahorrarse dinero y a pesar de que tiene amigos que han fallecido por prestarse a esos retoques a manos de personas no cualificadas y otros que han quedado con graves secuelas afirma que seguirá asistiendo para poder lograr el cuerpo que tanto desea.

Le encanta el cuerpo de Kim Kardashian y cree que es la mujer que todas deberían ser. “No recomiendo a la gente que haga lo que he hecho, pero he arriesgado y me ha salido bien”. “No me arrepiento de convertirme en la preciosa mujer que soy.”

12 septiembre 2014

Mística no podría estar mejor interpretada

A veces sucede la magia y una actriz superdotada encuentra un personaje icónico. En el caso de Mística y Jennifer Lawrence, el flechazo se concretó en X-Men: primera generación, la cuarta entrega de una saga que resucitaba gracias al tirón de la actriz y al embrujo de un personaje psicológicamente complejísimo, rara avis en el catálogo de roles femeninos importados del cómic. 

Mística, la atormentada mutante que puede adquirir la forma de cualquier otra persona, dinamita el estereotipo de los superhéroes, igual que hace Lawrence con el cliché hollywoodiense. Ninguna se comporta como debería en un universo hecho a la medida de la mirada masculina. Tampoco en X-Men: Días del futuro pasado, la quinta entrega de esta historia de mutantes que viven entre nosotros.


Hace tiempo que Lawrence se queja del papel de muñeca que la alfombra roja reserva a las actrices, perchas del negocio de la moda y la publicidad. 

Tampoco Mística es la típica mujer-florero. "Cualquier personaje femenino de los cómics fue diseñado para explotar su potencial de pin-up", escribió en un ensayo sobre sexismo Alan Moore, autor de V de Vendetta. 


"Todas tienen piernas largas y esbeltas, caderas ajustadas y pechos como cohetes. Las caras son iguales. Si alguien afeitase las cabezas de la Chica Invisible, Madame Medusa, Crystal, La Bruja Escarlata y Jane Foster, ni sus madres las distinguirían". Mística es inconfundible porque es azul, y es indistinguible porque puede convertirse en cualquier persona.

En la ficción, su cuerpo coloreado la convierte en indeseable para el género humano, lo contrario que sucede al otro lado de la pantalla, gracias al poder seductor del cuerpo de Lawrence. José Arce, fan de la saga, crítico de cine y jefe de prensa de la Asociación Española de Amigos del Cómic (AEAC), señala este factor a la hora de explicar el éxito de Mística: 


"Es el personaje más relevante de la saga. La única que hemos visto pasar de niña a mujer, de ser una chiquilla que roba comida a perder sus poderes en X-Men: La decisión final. Tan atractiva en la parte meramente física como en la emocional.

Quien mejor ha sabido aprovechar la ambigüedad de su papel, villana y heroína a un tiempo. Su capacidad mimética es fascinante e inagotablemente divertida".



Aunque podría adoptar la forma de la mujer más bella o el hombre más poderoso, ella renuncia a traicionarse y se muestra beligerantemente fea para los estándares humanos. Esa decisión la condena a sufrir la misma relación de amor-odio a la que la sociedad somete a las mujeres, que han de decidir si se supeditan o no a las exigencias estéticas. 

Así, las que desisten son tachadas de feministas (malas), de la misma manera que Mística es tildada de villana. El dolor de esta dicotomía injustamente infligida por el sistema hace que a Mística le duela mirarse en el espejo. 


Sin embargo, el fondo del personaje es un canto a la emancipación de las mujeres. En X-Men 2, el Merodeador Nocturno la interpela: "¿Por qué no permaneces todo el rato disfrazada?". "Porque nadie debería tener que hacerlo", responde ella.