02 marzo 2012

Alguien dona dinero a la gente necesitada que sale en el periódico Alemán Braunschweiger Zeitung.



Es un cuento de Navidad, pero comienza el 4 de noviembre, cuando la directora del centro de ayuda a víctimas de delitos violentos de Braunschweig, en la región alemana de Baja Sajonia, abrió el buzón a primera hora y se encontró un sobre marrón sin dirección ni remitente que contenía 10.000 euros y un artículo de periódico. 

«Los conté docenas de veces, eran 20 billetes de 500 euros. Tardé horas en creérmelo», recuerda Birgit Braun, que desde entonces ha puesto en marcha tres nuevos programas de apoyo a víctimas de malos tratos. El artículo había sido recortado de una edición de octubre del diario local, Braunschweiger Zeitung, y alguien había hecho una cruz con un bolígrafo junto al titular que aludía al trabajo del centro. «Después del robo, no me atrevía a poner un pie en la calle», decía el entrecomillado de una víctima. 

Birgit consultó con abogados si podía quedarse el dinero sin más o si era necesario algún trámite legal y, tras obtener luz verde, comenzó a disponer de él en los presupuestos del centro. «Era evidente que el donante deseaba permanecer en el anonimato, así que no lo conté a nadie más hasta que el pasado 22 de febrero escuché una noticia en la radio que le cortó la respiración». En un hogar infantil de esta misma ciudad, de unos 240.000 habitantes, una becaria había encontrado bajo el felpudo de la entrada un sobre anónimo con otros 10.000 euros.


 «No tenemos ni la más remota idea de quién puede habernos dejado este dinero», decía la directora adjunta del centro de menores, Eva Reuleke, con la que Birgit se puso en contacto lo más rápidamente que pudo para contarle su propia experiencia. 
Así comenzaron a aparecer comedores públicos, guarderías de beneficencia, iglesias y residencias de discapacitados que también habían recibido un sobre y, en la mayoría de los casos, un artículo del mismo periódico. 

«Vamos a hacer una excursión. Yo quiero que sea a París», decía ayer una niña huérfana de nueve años que reside en el Centro de Menores de Braunschweig y que desde hace días no oye hablar de otra cosa que no sean los sobres. A través de esa vía, el donante anónimo ha repartido en total, según los cálculos constatables, en torno a 190.000 euros. 

En el comedor de beneficencia metieron el sobre por debajo de la puerta y en la iglesia del párroco Hans-Jürgen Kopkow apareció pegado en la contraportada de un libro de cantos. También han recibido dinero algunos particulares, como un empleado del Ayuntamiento y un periodista del Braunschweiger Zeitung, pero tanto personas como instituciones tienen algo en común: su nombre había aparecido poco antes de la donación en las páginas de este periódico. 

«Es lo único que sabemos de él, que es lector del Braunschweiger», dice ufano su director, Henning Noske. «Ahora todo el mundo está pendiente de los asuntos que tratamos y a quién dedicamos los reportajes, pero las donaciones no han cambiado el trabajo de la redacción. Cuando hay una buena historia, sale en papel, y eso es todo, no nos paramos a pensar si a causa de ello las personas de las que hablamos recibirán un sobre o no», explica, ante la nueva expectación que despierta cada portada, que ha ocasionado un aumento de ventas del 30%, según reconoce el propio Noske. 


A pesar de las muchas especulaciones que se escuchan en los restaurantes y en las tiendas de Braunschweig, no hay pista alguna sobre la identidad del misterioso ángel que va repartiendo ilusión y recursos allí donde más se necesitan. «No tenemos ni idea y no vamos a ponernos a investigar. Ya tenemos bastante con perseguir a quienes cometen delitos, como para ponernos a hacer indagaciones sobre las personas que se dedican a hacer buenas obras», bromea un portavoz de la policía local. 

«Yo imagino que es un hombre de avanzada edad», fantasea Anke Hyzard, peluquera. «Seguramente es alguien enfermo a quien le queda poco tiempo de vida», sugiere Peter Niersbach, director de una sucursal bancaria, que reconoce que si el dinero está saliendo de una cuenta local, sería fácil detectarlo. «Esas salidas de dinero en efectivo, en coincidencia con las fechas, salen de ojo en cualquier oficina, pero estarán obligados a guardar secreto bancario», advierte. El padre Kopkow es el único que no se pregunta por su identidad y se limita a dar gracias. «Sea quien sea», dice, «es un ángel».

6 comentarios:

  1. yo tanbien soi pobre no tengo papa ni mama los dos fallecierom trengo trentainueve años y meago vieja tengo un hijo de tres año y unahia notengo una casa donde vivir lo unico que deseo es comprar una casa y poner un negosio para vivir de ellosoy de peru vivo en chepen minumero de dni 05373896 correo electronico ayda saavedra hotmail

    ResponderEliminar
  2. Venga sí que de ilusiones se vive, por intentarlo que no quede

    ResponderEliminar
  3. Carmen Celinda Valles Maguiña15 de diciembre de 2012, 22:07

    Carmen Celinda Valle Maguiña, soy una mujer de 68 años de edad soy sola y deseo una ayuda económica para hacer todo mis exámenes que me mandan los médicos, ruego a quien pueda darme una mano, una mano amiga que el Señor los Bendiga. Este teléfono 990068635

    ResponderEliminar
  4. Shirley Susan Sordomez Criollo15 de diciembre de 2012, 22:16

    Soy una madre con 2 hijos, que no tiene solvencia económica para darles una profesión a ellos, yo estudiado geriatría yo le pediría al angel anónimo para que me ayude a emigrar a Europa y poder trabajar y poderles dar una gran herencia su profesión y que ellos también puedan algún día ser un angel anónimo y poder ayudar a tanta gente como yo que necesita de una ayuda para salir adelante. Que Dios lo Bendiga. Telef 991030607

    ResponderEliminar
  5. Tan sólo necesito 3.500 euros, para darle algo de tranquilidad a mi hijo. Soy Chilena, con un hijo maravilloso de 11 años,por quien velo y me preocupo para que sea un hombre de bien, él es mi mayor preocupación. Estamos pasando por una situación financiera complicada, y aunque estoy acostumbrada a salir adelante y soy una empleada esforzada que ha trabajado toda la vida en el servicio público, hoy o necesito que alguien me dé su mano.
    mi email isacermo@hotmail.com

    ResponderEliminar